Historias que no llevan a ningún lado

Versión «Corta la bocha»


Publiqué un libro nuevo. Son historias. No llevan a ningún lado. O sí. Bajalo de acá. Gratis, si querés, si te registrás. Si querés pagar unos pesos por él, sos bienvenido también.



Versión «Lea atentamente las instrucciones»



De la introducción y los años de escritura

Mi blog más viejo (este) tiene casi 13 años. Algunos de mis escritos, incluso más. Durante varios años creé y/o administré varios blogs más (creo que llegaron a ser 14, no estoy seguro). Algunos siguen ahí, otros están cerrados, otros tienen poca actividad... pero el tiempo de los blogs pasó.

Mi diario más viejo tiene 24 años (de los que conservo, hubo otros que se perdieron). Durante años publiqué casi semanalmente textos en una página hoy desaparecida, a modo de «corresponsal» de recitales. En blogs (míos y no) escribí cosas personales, escribí historias, escribí opinión, escribí sobre literatura y sobre lingüística (porque si bien los blogs pasaron de moda, el daño ya está hecho, y su peor pecado, consumado: habernos hecho creer a varios que podíamos escribir). Escribí reseñas, y cosas varias. Escribí una escena para una película. Ayudé y corregí algunas traducciones. Publiqué textos en varios lugares, con pseudónimos diversos. Escribí una novela (o algo así), y la publiqué. Empecé dos más, que están incompletas, y con suerte serán terminadas y editadas algún día.
En fin, escribí bastante, y variado.



De la excusa para justificar esta publicación

Y el año pasado me pareció que todo eso debía «terminar», que esa etapa necesitaba un cierre. Quería terminar con todo lo pasado (a excepción, tal vez, de las dos novelas) y empezar a escribir material nuevo, de una vez por todas (tengo listas larguísimas de temas e ideas que no llegaron nunca a nada). Me propuse entonces compilar las mejores historias, publicar un libro, y empezar con lo nuevo.
Llevó tiempo, porque estas cosas siempre llevan tiempo, pero aquí está. «Historias que no llevan a ningún lado» se editó hace unos pocos días por Smashwords (al igual que «Roberto»), y en breve, si no ya, estará en las tiendas virtuales de siempre. Y esta vez, también, podrán descargarlo en una versión PDF que yo mismo armé, que difiere levemente en el diseño de la que ofrece Smashwords.



De la cuestión comercial, que no es la del escritor

Pueden elegir el precio que quieran pagar por el libro. Puede ser nada, cero. Yo sueño con que un día alguien pague voluntariamente por mis escritos, pero yo mismo consumo mucho gratis por lo que nunca pago, ni a voluntad. 
El tema sería larguísimo, pero desde que existe internet yo consumo todo lo que puedo sin pagarlo. A veces por necesidad, otras porque sí, otras por anarquía, pero casi nunca pago. Yo soy de la época pre-Napster. De ahí en más, descarga directa, P2P, torrents, lo que sea. 
Pero siempre sentí que había que ser justo y consecuente, y siempre regalé lo que hice. Otrora música, hoy textos, siempre regalé lo que hice. Pero me parece que si alguien quiere donar o colaborar, está bien. Dejo, entonces, abierta la posibilidad.



De los agradecimientos

Es sencillo, realmente. Pocas personas me leen, pero la mayoría son fieles, casi abnegados. Pero para que estos puedan leer, yo tengo que escribir. Y no habría nunca compartido mis escritos de no haber sido por un pequeño puñado de personas que en su momento, por amor, locura o alguna otra cosa, confiaron en mí.
Las gracias, entonces: primero, a quienes en su momento confiaron. Después, a quienes eligen leer (y compartir, a veces). Finalmente, a ByB que se encargaron de gestionar la edición de este libro (incluída la gestión del diseño de portada que hizo A.).



Del futuro imperfecto del Subjuntivo

Con esta edición se cierra, efectivamente, una etapa. En mi Scrivener ya existe el proyecto Portfolio 2017, y en él, diversas carpetas. Tengo varios textos sueltos escritos o por escribir. Tengo, también, dos novelas por terminar. Tengo alguna idea para una obra de teatro. Tengo otro libro casi terminado, también, que no tiene ni principio ni fin, y que irá editándose, estimo, en tomos, mientras se sigue escribiendo. Y tengo una serie de textos breves, futuro libro también, estimo, de «imágenes».
Todo esto, y más, se tomará su tiempo en salir a la luz, y seguramente ya no haya ni blogs ni nada, sino libros digitales cada tanto. Y este portfolio que ahora empieza, quién sabe cuándo termina. Pero mientras tanto, seguimos trabajando, que es lo importante.


Del cierre y final

Gracias a todos, che.
Un abrazo.

3 opiniones:

Josi | mayo 01, 2017 12:27 p.m.

aguante.

Vasily Sergejev | mayo 01, 2017 1:19 p.m.

Gracias, Doctor!

Juan Solo | mayo 05, 2017 3:13 p.m.

Que viva lo que fue y, sobre todo, ¡que viva lo que viene! Sea lo que sea, y sin importar cuándo ni dónde. Ahí estaré.