La relación entre Lodge y sus follies


Para muestra basta un botón:

Si uno toma por ejemplo "Nice Work", una de las tantas publicaciones de nuestro amigo David Lodge, se encuentra, como es lógico hacerlo en una novela, con un protagonista. A nadie es desconocido que la elección del nombre del protagonista en una novela es un punto clave. Es aquí donde Lodge se regodea en su mediocridad y lo bautiza Victor (Victory, victoria) Wilcox (Will cox, hará de capitán, tomará el mando, indicará el camino, o algo así en castellano) Huelga decir que el personaje no hace más que correr tras su sed de victoria, y ser el guía de todas las sitaciones que se nos imponen.


Si uno toma, por ejemplo, "Brooklyn Follies" de Paul Auster, se encuentra con un personaje que se presenta como profético y revelador, inteligente y enigmático, homosexual y revolucionario, cuasi experto en literatura. Y con el pelo teñido de platinado. Y descubre uno que el señor va a llamarse Harry Brightman (hombre brillante, por así decir) Y se decepciona, y no lo puede creer, y sigue leyendo a desgano. Hasta que, diez páginas después, descibre que el nombre es de ficción: siu nombre original era Harry Dunkel (dunk = forma de tortura china; derrarmarse un líquido; un modelo de Chevy muy customizado y personalizado famoso en los 70s; sumergirse de lleno en; el mejor modelo de Nike en su historia, según dicen; un culo gordo y enorme, mucho más que borracho; tener sexo con alguien, sin importar las cuestiones sentimentales; ser gravemente humillado, tanto que no hay vuelta atrás; etc)



-Sabrán disculpar lo pobre de las traducciones, quienes entiendan inglés la tendrán más fácil y completa-

7 opiniones:

gerund | septiembre 26, 2006 5:46 p.m.

yo querìa escribir algo parecido, una comparación entre Auster, Lodge y Aira, pero con el tema de los finales: mientras Lodge se escapa por caminos fáciles que no le cierran, Auster y Aira eligen caminos ridículos, absurdos, que no tienen nada que ver con nada, pero, a la vez, que son tan justos para esos extraños universos que crean, y que terminan cerrando mejor que nada.

para muestra basta un botón, como usted bien dice: Lodge salva una encrucijada de pesonajes con la muerte de Lady Di (y dejando, en realidad, la novela en la nada, pensanod que con lo de Di el lector no se va a dar cuenta). Auster, hace desaparecer misteriosa e inexplicablemente a un prótagonico, y, sin embargo, eso cierra perfecto con el resto de la historia (una de la trilogía de Nueva York).

Aira... por su parte... convierta a una esposa viejita en un travesti asesino y violador, lo cual es ya absolutamente delirante.

quiero escribir eso algún día (ese análisis, claro, no lo de la viejita-travesti, aunque tal vez es tampoco estarìa tan mal...)

Subjuntivo | septiembre 27, 2006 11:04 a.m.

Sí, en realidad lo subí a las apuradas, y no quedó muy claro, pero no importa, lo hecho hecho está, y nada de revisar.


Respecto a lo otro, tengo, sin embargo, un librito que trata a los días de la semana y meses como nombres propios, y de ahí las mayúsculas. Pero si usté dice que no, entonces ha de ser que no, yo le confío.


S.

Romau | septiembre 27, 2006 12:13 p.m.

Lamentablemente esto supera mis conocimientos literarios, no leí nada de Lodge ni de Auster, pero mi cuñado que se fanatizó con él, dijo que me iba a pasar uno, cual recomienda para iniciarme???

Abrazo.-

gerund | septiembre 27, 2006 12:29 p.m.

yo recomiendo siempre "El país de las últimas cosas", aún antes de la Trilogía, que a mí me encanta pero entiendo que puede ser un poco tediosa, sobre todo para los lectores en castellano---

gerund | septiembre 27, 2006 12:54 p.m.

ah, y una cosa más: idomas, nacionalidades, días de la semana, meses y estaciones del año van con minúscula, sí, mi buen Subju.

Subjuntivo | septiembre 27, 2006 1:03 p.m.

Romau,

Yo empezaría con La noche del Oráculo, pero es cierto que no leí tanto. O Brooklyn Follies, por qué no?

Abre así, mirá:
"Estaba buscando algún lugar agradable para morirme."
Cómo lo ves?


Gerund,
Pues como le digo, que si usted lo dice, yo lo digo. Gracias.



S.

paisley | octubre 03, 2006 3:35 p.m.

ems bueno aunque hayas llegado a mi blog medio obligado espero que vuelvas voluntariamente jajaja
un saludo y gracias :)