Cosa de chicos

Yo tendría más o menos doce años. Por aquella época estaba en el aire “Grande, Pá!”, una sitcom de baja calidad que era muy popular, y a mí me gustaba. O tal vez no me gustaba.

Y es que a mí, en realidad, me gustaba una de las “chancles” (una de las tres hijas de, justamente, el padre). Me gustaba, y bastante.

Y tanto me gustaba que utilicé todos los medios disponibles, mucho antes de la existencia de Google, para conseguir no sólo su teléfono, sino también la dirección de su casa. Toda esta operación fue siempre secundada por unos de mis amigos de la época, que estaba en iguales condiciones de fascinación con la muchacha.

Empezamos, como corresponde, por llamar por teléfono. Su padre, el verdadero, intentó dar por equivocado el número algunas veces (evidentemente había un código que seguir si se quería hablar con la señorita, mencionar su nombre no bastaba). Ante la insistencia, el hombre cedió. Habló con nosotros, intercambiamos alguna información que no recuerdo, y nos dijo que la susodicha no estaba en casa, que llamáramos en tal o cual horario, y que hablaríamos con ella. Cumplimos con nuestra parte del trato, y él con la suya: hablamos con la chica. No, lamentablemente no tengo ningún recuerdo de aquella conversación, más que su existencia.

Desde luego que la conversación no tuvo ningún efecto en la chica más que simpatía, y probablemente nosotros no esperábamos más que eso, pero no podía el asunto quedar así sin más. Cambiamos entonces el plano de acción: su hogar.

Vivía en un barrio de la capital, en una casa modesta. Allí fuimos entonces, y simulamos jugar a la pelota en la calle. Sí, dos perfectos extraños de la cuadra, allí, jugando a la pelota, con un ojo en el balón y el otro en la ventana de persianas de madera, a la espera del más mínimo nisequé. Esta operación se repitió más de una o dos o tres veces, pero resulto siempre infructuosa. Finalmente, decidimos jugarnos el todo por el todo.

Compramos un ramo de flores, y decidimos que había que entregarlo en mano, como broche de oro de un plan que nunca resultó. Por supuesto, no podíamos aparecer ambos ante la chica, con un ramo de flores. Sorteamos entonces, o lo discutimos, no lo sé, y quedó acordado que el amigo debía entregarlas (afortunadamente, porque creo que la timidez me hubiera quitado no sólo el habla, sino también el aire y la vista).

Entonces, desde la esquina, tras un árbol, pude ver cómo mi amigo tocaba el timbre, y esperaba. El padre abrió la puerta, dijo algo, y se fue. A los seis segundos apreció entonces ella, recibió las flores, tal vez una carta que yo le hubiera escrito, no puedo recordarlo, agradeció, y se despidió con un beso. Un beso que yo vi desde la esquina. Y eso fue todo, así concluyó nuestra historia de amor que nunca fue.

10 opiniones:

Tulsi | febrero 12, 2008 8:59 a.m.

Lo recuerdo perfectamente... Angie era el personaje? O algo así, y fuiste con el compañero JOAQUIN

gerund | febrero 12, 2008 1:18 p.m.

"sitcom"! era una comedia-novelita (de cuarta, si claro, obviamente). las sitcoms entraron después de Sony... sé que suena a sonsera lo que digo, pero el tema es que la sitcom dura media hora (además de tener otra estructura), y antes acá las comedias eran de una hora en aquellos tiempos.

Subjuntivo | febrero 12, 2008 5:44 p.m.

Tulsi, exactamente. Qué memoria!


gerund, no coincido con eso de que tenga que durar treinta minutos. Le dejo lo que me dice Google:

"situation comedy: a humorous drama based on situations that might arise in day-to-day life " (wordnet.princeton.edu/perl/webwn)


Como sea, lo que quería contar era otra cosa.


Salut!
S.

gerund | febrero 12, 2008 11:06 p.m.

¡claro que era otra cosa! pero usted ya sabe, también, qué opino sobre esa otra cosa :)

Puercoespin | febrero 26, 2008 10:57 a.m.

Hermosa historia amigo mío!

Es un romántico Don Subjun y eso habla bien de usted. La verdad no me lo imaginaba así.

"Un beso que yo vi desde la esquina".

Gracias por compartirlo.

Entre nos... Me parece que alguien que comentó más arriba no sabía qué decir pero no quería dejar de estar, de marcar presencia... ¡Hablar de si es o no Sitcom! ¡Ja ja ja! Y bué, usted sabe cómo son...

Subjuntivo | febrero 26, 2008 11:12 a.m.

Son mis costados más ocultos e impensados, Pinchudo!

En cuanto a "el otro tema", se dará cuenta que no era cuestión de perder la asistencia perfecta por una put- sonsera sin sentido, verdad?


Gracias por pasar siempre,
Salut,
S.

gerund | febrero 26, 2008 2:30 p.m.

ah, vi el comentario del pnchudo, y le ibaa responder a él en privado, para no dejar a Subju mal parado, pero con la respuesta de Subju no tengo más que defenderme de calumnias: lo siento mucho subju, el Pinchudo tardó en comentar y yo sé que su memoria está saturada de estudio y que probablemente no se acuerde de lo que sucedió realmente, pero la verdad yo no quería comentar acá, sólo lo hice ante su insistencia de que no lo había hecho porque el post "no me había gustado". por eso recalé en lo de sitcom y obvié lo otro, que apenas es sugerido en mi segundo comentario, para no entrar en detalles que no creo pertinentes para este lugar.

así que ¡déjense de sonseras! ¡gente grande!

Juan Solo | marzo 13, 2008 8:11 p.m.

¡Qué buen post!
Igual, la finalidad de este comentario era preguntar cuál de las chancles era la merecedora, suponiendo que se trataba de Angie, oh, inolvidable Julieta Fazzari, quien supo levantar polvaredas en las calles de tierra de nuestros corazones infantojuveniles (?) y ganarse aquella imperecedera canción de Flema cuyo estribillo repetía, cual desesperado mantra suburbano, "Angie, entregá".
Perdón por la prosa, no sé que me pasa hoy. Gracias por todo esto.

Subjuntivo | marzo 13, 2008 9:38 p.m.

No podía ser otra más que Angie, claro.
(Un saludo para el señor Fazzari, si está leyendo)

En cuanto a lo de Flema... bueno, al menos la cita no incluye otras partes del tema que, si no recuerdo mal, son tanto peores.

En fin, fue sólo una juvenilia.



Gracias por pasar,
S.

Notebooks | marzo 21, 2008 5:06 a.m.

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Notebook, I hope you enjoy. The address is http://notebooks-brasil.blogspot.com. A hug.