Un gemido

De cómo duele a veces. De cómo la cara no dice nada, y se llora por dentro. De cómo duele y sangra, y el afuera no se entera, y la misma máscara de siempre, y ser fuerte y sonreír. De cómo se puede hacer todo mal inevitablemente, y llorar por ese karma. De cómo lastimar al ser querido, y querer al lastimado. De cómo hacerse daño sin remedio. De cómo no decir nada, y ocultar los sentimientos. De cómo quedarse solo. De cómo morir de a poco. De la angustia. De la falta de fuerzas. Del cansancio del alma. De tanto presagio, y profecía auto cumplida. Del amor al otro. De la estupidez de un hombre. Del aislamiento. De la frustración. Del vacío. Del sufrimiento. De las ganas de dormir. De cómo buscar salidas y no encontrarlas. De cómo querer y no poder. De la impotencia. De cómo acurrucarse bien en un rincón oscuro. de cómo llorar en silencio. De cómo llenar los momentos vacíos con más vacío. De las distancias eternas. Del error constante. Del dolor ajeno. De las heridas que no cierran. De las que todo el tiempo se abren. De los recuerdos. Del futuro trunco. De la esperanza y el deseo. De las certezas. De la necesidad. De la desesperación. De la locura. Del absurdo. De tu ausencia.

3 opiniones:

Tulsi | enero 04, 2007 9:50 a.m.

lo acompaño en la moción

Romau | enero 05, 2007 6:01 p.m.

Gustoseme, lo puedo tener en carpeta para robarle alguna partecita de tanto en tanto???

Subjuntivo | enero 09, 2007 2:01 p.m.

Gracias a ambos.

Usté, Romau, puede, aunque esperamos que nunca lo necesite.


S.